2.09.2014

Fotos del curro con chica. Y tres. Volantazos.

Hombres, hombres, hombres adultos, adúlteros, hombres y más hombres, y hombres, y niños hombrizados, macholos, verdaderos hombres y verdaderos macholos, y animales, y también había hombres. Muy pocas mujeres había. Alguna mujer de los muchos hombres y no tan hombres. También había niñas pequeñas. Ya se sabes cómo es el mundo del motor.

Entonces subió una niña pequeña. Le dieron un trofeo y un ramo -porque sólo se les da un ramo a las mujeres, como pequeño aviso de "además de ganar te decimos lo guapa que eres con flores", ¡no se te vaya a olvidar tu condición primigenia!- y la presentadora, sí, claro, la chica que le habla a la chica, porque sólo ellas saben de qué va la cosa, le pregunta:

-¿Y cómo te sentes ó ser unha das poucas mulleres que pilotan?
-Pues... yo..., ahora mismo... mismamente, no lo sé.

Y el público se reía y se descojonaba y se aplaudía.

Pero el único que lo entendió fui yo.

Publicar un comentario en la entrada