10.23.2013

Paréntesis. Y dos.

Lo único que está tocado en exceso en esta foto es la temperatura de color
Y entonces aparecí en Marte. Y no me importó mucho, la verdad. Me gustó. En algún momento, de camino entre Sao Filipe y Cha das Caldeiras, se rasgó el tejido del espacio y del tiempo, del aquí y del allá, del nosotros, del tú y yo, y aparecí en otro planeta.
Publicar un comentario